Tras nuestra primera plantación de lechugas... han venido los pajaritos y... ¡se las han comido!. Así que ahora tenemos un nuevo visitante que se quedará vigilando nuestro huerto... ¡Gracias a la mamá de Jesús y Paola por traernos este espantapájaros tan chulo!